Los padres tenemos derecho a saber que la seguridad de nuestros hijos viaja a contramarcha

Los padres tenemos derecho a saber que la seguridad de nuestros hijos viaja a contramarcha

"Que a cada padre y madre español les lleguen alto y claro 2 mensajes:

1.- La seguridad en menores de 4 años viaja de espaldas a la marcha.

2.- Los rankings de los clubes automovilísticos ni son independientes ni su publicación pretende proteger a nuestros niños."

 (Acontramarcha.com)

                      

“Gabri, un pequeño de apenas 3 años sufrió el 3 de Noviembre del 2014 en Torrelodones (Madrid), un accidente que por desgracia le dejó pentapléjico. La silla en la que viajaba, a pesar de haber sido proclamada "ganadora" en esos famosos rankings,  no consiguió protegerle tal y como a esos padres se les había prometido que lo haría. Su caso puso en marcha una enorme ola verde de solidaridad que nos ha dado a todos una lección de vida, de amor y de lucha. La lucha de unos padres ejemplares que se han dejado el alma, el corazón y la piel por proporcionarle los mejores cuidados y por arrancarle una sonrisa todos los días. En La Paz estaban escandalizados por el nivel de lesiones. No es una cuestión de SUERTE, sino de FÍSICA.Las lesiones que sufrió Gabriel eran 100% evitables. El pequeño finalmente nos dejó. Si hubiera viajado en una silla de espaldas a la marcha, nada de esto habría sucedido.”(Acontramarcha.com)

                          

(Gabriel el Vikingo y la leyenda de la OlaVerde)

Hoy quiero escribir este Post para dar a conocer a todos los papás (y futuros papás) una información que resulta vital para la seguridad de sus hijos y que gracias a plataformas como Acontramarcha.com y su fundadora Cristina Barroso, a la cual hemos tenido el gusto de entrevistar,  cada día es más accesible.Me ha resultado imposible no derramar lágrimas al escribir esta entrada, ante la impotencia de ver cómo tantos niños pierden la vida en accidentes de tráfico por la desinformación a la que estamos expuestos los padres. En especial, la historia de Gabriel, que me tocó profundamente el corazón y me hizo ponerme en la piel de esos padres y plantearme ¿Y si me hubiera pasado a mí?.

Nos encontramos desamparados en este aspecto, dejándonos asesorar por los empleados de las tiendas que simplemente se dedican a hacer correctamente su trabajo, y a "vendernos" cualquier sillita para el coche limitándose a informar sobre lo que está "homologado" y basando sus argumentos en rankings que cómo todo en esta sociedad, ocultan intereses económicos y no una preocupación real por la seguridad de la  vida de nuestros pequeños, nuestros mayor tesoro.

                                                

"Cualquier niño debería viajar de espaldas a la marcha como mínimo hasta los 2 años de edad y si es posible, se recomienda fervientemente llevarles de espaldas hasta los 4 o incluso hasta los 7 años si es posible. El 95% de los papás españoles creen que su niño debe ir en una silla de espaldas sólo hasta los 9 kgs. (6 u 8 meses aprox.) Esta presunción, además de errónea, puede tener (y tiene) consecuencias desastrosas."

Después de los 18 Kg, deberíamos de usar Sillas de frente que no inmovilizan el torso con un arnés o con un escudo.  Este tipo de sillas son lo que comúnmente se conoce como elevadores (con o sin respaldo) o sillas de grupo 2/3 y se encargan de guiar correctamente el cinturón de seguridad del adulto para que no presione zonas frágiles del cuerpo del niño.  

 

¿Pero por qué?

 

                           

"Una  silla de espaldas un 500% más segura que una silla de frente con arnés"

 

Teniendo en cuenta que a 50 kms/h la cabeza de un bebé de 6 meses (2 kgs aprox.) aumenta su peso hasta los 60 kgs (aprox.) en una silla colocada de cara a la marcha en la que el niño está sujetado con un arnés que bloquea sus hombros, la cabeza es lanzada con una fuerza que el cuello incapaz de soportar, causando por ello lesiones de extrema gravedad o incluso la muerte del menor.

                          

Con una silla instalada a contramarcha esto no ocurre, pues la cabeza, el cuello y la espalda están alineados sobre el respaldo y la fuerza del impacto es absorbida por la propia silla salvaguardando al máximo las zonas más vulnerables del niño y reduciendo considerablemente la presión sobre su tórax y abdomen.

El video que lo dice todo:

¿Y entonces? ¿Por qué no cambia la normativa?

Os preguntaréis cómo es posible que las autoridades no informen adecuadamente y tomen medidas al respecto. Para aclarar todas estas cuestiones hemos tenido el honor de entrevistar a Cristina Barroso, experta en seguridad infantil y portavoz en España del modelo sueco de seguridad vial.

Cristina  lucha incansablemente por esta causa, para que todos los padres tengamos conocimiento de cómo transportar adecuadamente a los niños cuando viajamos en el coche, y para ello está llevando a cabo formaciones a matronas, para que transmitan este mensaje a los futuros papás en las clases de preparación al parto;a tiendas, que afortunadamente cada día son más las que se comprometen a distribuir sillas acm ;y a padres, a través de sus charlas y Masterclass.

" Porque el objetivo de todo un país no puede ser que el 100% de los niños fallecidos por accidente de tráfico viajaran sentados en sus sillitas en el momento del accidente (que es el objetivo planteado por la DGT para el 2020: "0 niños fallecidos sin sillita"). El objetivo tiene que ser que 100% de los niños no sufra ningún tipo de lesión como consecuencia de un accidente de tráfico. Suecia ha demostrado que eso es posible cuando van sentados en un dispositivo colocado al contrario del sentido de la marcha. ¿A qué estamos esperando?".

 

Entrevista a Cristina Barroso, experta en seguridad infantil y portavoz en España del modelo sueco de seguridad vial.

“Homologado NO ES LO MISMO que seguro”

"Lo que en España no entendemos es que una silla de frente con escudo o con arnés en caso de impacto frontal (que es el más frecuente y lesivo) es peligrosa en sí misma, pues aunque el niño no sale despedido dentro del coche, las probabilidades de salir ileso son similares a las de alguien que salta de un avión con un paracaídas atado al cuello."

Qué es acontramarcha.com? y ¿Cómo surge?  

Acontramarcha es una página informativa en la que hay incluido un foro de consultas para padres que necesiten asesoramiento en materia de sillitas de auto. Surgió inicialmente como un medio de apoyo a las tiendas que empezaban a vender estas sillas y tenían lagunas, pero a medida que los usuarios manifestaban dudas en diferentes foros, decidimos unificar todas esas consultas en uno solo de manera que fuera más sencilla la búsqueda y tanto padres como profesionales se pudieran beneficiar de la información.

 ¿Por qué es más seguro que los niños viajen a contramarcha?  

En realidad no es que sea “más” seguro. Es que es seguro porque es el único sistema que puede aspirar a la lesión cero. Según la RAE “Seguro” es “exento de lesión” y por tanto, todo aquello que ocasione una lesión (por pequeña que sea) es “lesivo”.El único sistema que puede aspirar a la exención absoluta de lesiones en el escenario más frecuente y lesivo (impacto frontal) es un sistema orientado al sentido contrario de la marcha.    Todo lo que no sea eso, es susceptible de provocar un daño que puede ir desde una herida leve ocasionada por el cinturón de seguridad, hasta una lesión medular irreversible o mortal.  


El RACE presentó un estudio junto a Cibex y en colaboración con la DGT, en el que señalaba que colocar a los niños en una “sillita” en sentido contrario a la marcha cuando se viaja en coche puede reducir hasta en un 75% el riesgo de que los menores sufran lesiones en caso de accidente de tráfico. También aseguran que las sillas ACM aumentan en un 500 % las opciones de salir ilesos de un accidente. Entonces, ¿Por qué si las estadísticas confirman que viajar a contramarcha es hasta 5 veces más seguro, la normativa vigente no obliga a su uso hasta los 18 kg (cuatro años aprox.)? 

Porque como ocurre con otros muchos sistemas de seguridad, las leyes están hechas para garantizar unos mínimos a la población, y no para imponernos la excelencia. Por ese motivo quienes montan en moto están obligados a llevar un casco homologado (el que sea).  La Ley no puede obligar a llevar el casco que usa Jorge Lorenzo ¿verdad? Como tampoco puede obligar a llevar cazadora reforzada, coderas, pantalones técnicos, rodilleras o botas.    

El escenario insalvable en el caso de la moto es que la cabeza no golpee directamente contra el suelo. En el caso de las sillas de auto lo que la Ley trata de evitar es que el niño salga despedido dentro del coche golpeando con partes rígidas del mismo o del exterior. A partir de ahí, somos los adultos quienes decidimos si nos conformamos con eso y le sujetamos a cualquier silla y de aquella manera o le proporcionamos a nuestros hijos un sistema de seguridad más eficaz. 

En ese aspecto, muchos papás parecemos satisfechos cuando nos muestran un tipo de silla y tras la explicación añaden la coletilla de “está homologada”. En acontramarcha.com dejas claro que “Homologado NO ES LO MISMO que seguro”, ¿a qué te refieres?  

Puesto que el objetivo de la normativa es evitar que el niño salga despedido, cualquier dispositivo que retenga o sujete al niño y cumpla los requisitos  exigidos (que son de mínimos) podrá llevar la etiqueta de homologación. Sin embargo, proteger es minimizar las lesiones o evitarlas por completo y eso no está garantizado por el simple hecho de sujetar al pasajero.  

Permíteme que te ponga un ejemplo. Cualquiera puede afirmar con total rotundidad que es mucho mejor saltar de un avión con paracaídas que sin el.Y yo digo que de nada sirve saltar en paracaídas si éste va atado al cuello ¿o no?  

Lo que en España no entendemos es que una silla de frente con escudo o con arnés en caso de impacto frontal (que es el más frecuente y lesivo) es peligrosa en sí misma, pues aunque el niño no sale despedido dentro del coche, las probabilidades de salir ileso son similares a las de alguien que salta de un avión con un paracaídas atado al cuello.

¿Qué tipo de lesiones puede provocar en un niño un simple frenazo, sin impacto, con un sistema de retención a favor de la marcha? ¿Y con un sistema acm?  

Con un sistema a favor de la marcha con escudo o con arnés la lesión en el cuello está garantizada  y esta puede ir desde una rotura de vértebras hasta la decapitación interna.En el caso de las sillas acm, en un frenazo el niño ni se entera. Apenas se mueve y por tanto, si va dormido, ni se despierta.

La falta de información entorno a este tema hace que los papás, guiados por la atención de muchos dependientes de tiendas destinadas a la venta de sillas de coche, nos dejemos “mal” aconsejar por los mismos. ¿Consideras que se trata de un problema de base? ¿Las Tiendas deberían conocer más sobre los sistemas de retención acm y tenerlo en cuenta a la hora de incorporar nuevas marcas a su catálogo para después formar a sus empleados e informar adecuadamente a los padres?  

Evidentemente, todo esto es un trabajo de equipo en el que todos tenemos un papel y el profesional de tienda no está exento.  Pero la clave de esta frase es la palabra “profesional”. No es lo mismo estar en el mundo de la venta de sillas de auto que estar en el mundo de la seguridad.Un profesional ofrece seguridad SIEMPRE. Un vendedor o tendero ofrece lo que le interesa en ese momento.  Así que más allá de lo que decida hacer uno con su negocio, lo cierto es que los padres deberían distinguir cuándo están delante de un profesional y cuando les está atendiendo un tendero.   Acontramarcha.com también sirve para orientarles y derivarles a profesionales evitando así el trastorno y la pérdida de tiempo que supone acudir a un establecimiento no especializado.

¿Los medios de comunicación deberían hacer presión, crees que la sociedad necesita un tipo de publicidad de “impacto”, para lograr realmente que se conciencien sobre este tema?  

En este momento nos encontramos con la necesidad de deshacer un camino mal andado durante años y eso no se hace de la noche a la mañana ni se acelera mostrando imágenes que impacten.  Si ese tipo de imágenes sirvieran, nosotros habríamos llenado Internet de ellas.   Esto no es un sprint, sino que es una carrera de fondo a la que poco a poco se va uniendo gente.   Lo que pasa es  que resulta mucho más largo dar marcha atrás que empezar de cero. Y los  medios de comunicación están a expensas de muchas fuentes, algunas contaminadas y otras no.  Nuestra labor es que nuestra voz se oiga por encima de aquellas que tratan de confundir y distorsionar la información.  Poco a poco se nos va escuchado cada vez más fuerte y sin duda los medios están siendo fundamentales en esto.

¿Qué hay sobre los mitos de viajar a contramarcha? Qué respuestas podríamos dar a esos padres que plantean las siguientes cuestiones: ¿Hay suficiente espacio para las piernas? ¿Se marearán? ¡Al niño no le va a gustar viajar así! ¿Por qué si es más seguro no hay más oferta? ¿Por qué no es obligatorio? ¡Seguro que son más caras, además ya tengo una!  

Todas y cada una de esas cuestiones tiene una respuesta que la desmonta, y explicar una por una cada respuesta daría para otra entrevista…(Risas). Más allá de la explicación particular de cada una de ellas (que dicho sea de paso pueden encontrar en la página de acontramarcha.com) lo cierto es que el riesgo de lesión irreversible o mortal es lo suficientemente alto como para que nada de lo anterior tenga importancia.    

Todas esas pegas que ponemos a las sillas de frente son la consecuencia de no vislumbrar el riesgo real para el niño.  Ninguna de ellas serían válidas ante el hecho de que el niño quiera subirse a caballito en la barandilla de un 4º piso ¿verdad?  Da igual si se marea, o llora, o se enfada, o se aburre…etc.  el niño no se sube a la barandilla porque el riesgo para su vida es inmenso y no hay nada por encima de esa realidad.   Pues con las sillas de auto pasa lo mismo.  Todo ese tipo de excusas se ponen porque en realidad el padre piensa que el niño va protegido en una silla de frente y eso…no es cierto.   Solo cuando al padre asume y comprende el riesgo real que supone para su hijo viajar inmovilizado en este tipo de sillas, pasa por encima de cualquier creencia (falsa) y pone a su hijo en una silla acm.   Y curiosamente aquellos que lo hacen descubren que, ninguna de las cosas que ellos temían que fueran a suceder por poner al niño a contra marcha sucede en realidad.Ojala los adultos tuviéramos la capacidad de adaptación a las circunstancias que tienen los niños. 

¿Y después de los 18 kg qué debemos usar?

Sillas de frente que no inmovilizan el torso con un arnés o con un escudo.  Este tipo de sillas son lo que comúnmente se conoce como elevadores (con o sin respaldo) o sillas de grupo 2/3 y se encargan de guiar correctamente el cinturón de seguridad del adulto para que no presione zonas frágiles del cuerpo del niño.   Ni más ni menos.

Tal y como comentas en tu plataforma acontramarcha.com “La estadística dice que el riesgo está en la frecuencia, que cuanto más habitual es un trayecto, mayor riesgo de "despiste", que la mayoría de accidentes se dan a muy poca distancia del origen, y en trayectos habituales... ¿Harías un especial hincapié en que el uso de las sillas acm debe ser para trayectos habituales y cortos, y no sólo para los viajes largos, como muchos padres piensan?

Yo hago hincapié en que si el niño es menor de 4 años viaje en una silla acm y mantenga su uso mientras no supere los límites de peso o altura para los que se ha diseñado esa silla.No importa el trayecto, ni la frecuencia, ni la distancia.Cada vez que arrancamos el coche y nos ponemos en marcha, existe un riesgo de tener un percance (ya sea un frenazo o una colisión). Ojala pudiéramos evitar que esto sucediera, pero no depende de nosotros, ¿verdad?   Sin embargo, solo nosotros decidimos el sistema que utilizamos para proteger a nuestros niños. 

Volviendo al ejemplo del paracaídas,en nuestra mano está ponerle a nuestro hijo un paracaídas atado al cuello y cruzar los dedos para que no tenga que saltar…o ponerle un paracaídas atado al torso y esperar tener un buen viaje con la tranquilidad de que si hubiera que saltar nuestro hijo llegaría abajo sin lesiones.  

La presunción de que una silla de frente con  escudo o con arnés puede ofrecer alguna garantía en caso de impacto frontal es la que está mal.Y solo cuando eso queda claro, uno entiende que da igual el trayecto o la frecuencia.  Lo que no vale, no vale nunca sea cual sea la circunstancia.

A la hora de meter a nuestros peques en el coche, ¿debemos quitarles todo tipo de prenda de abrigo abultada? ¿Por qué compromete su seguridad?  

Porque los sistemas de ajuste al cuerpo se invalidan si las prendas de vestir abultan mucho, así que es mejor quitarlas y asegurarse de que todo está en su sitio y bien ajustado.

¿Por qué debemos limitar el uso del grupo 0+ exclusivamente al vehículo para proteger al bebé en caso de accidente y no para dormir, pasear o comer como hacen muchos papás en la actualidad por la comodidad que supone? ¿Por qué se siguen vendiendo además para estos otros usos? 

La  seguridad en el coche requiere que coloquemos al bebé en una posición poco natural. Fuera del coche no tiene sentido que permanezca en esa postura y las implicaciones sobre su salud pueden ser muy serias. Las recomendaciones de un profesional difieren bastante de las de un simple vendedor. Una vez más estamos ante la necesidad del padre de distinguir una cosa de la otra y eso pasa por que los padres tengan información correcta y veraz.

El problema de los productos de bebé es que la ausencia de especialización oficial abre el abanico de opiniones de todo tipo y a todos los niveles y al final, el producto  no se utiliza en base a lo que desde el punto de vista del niño es necesario o correcto, sino en base a lo que, desde el punto de vista del adulto es “cómodo” o “normal”. Sin ir mas lejos, esta visión del adulto es la que hace que cueste tanto convencer a los padres que sus hijos no viajan seguros en una silla de frente (con escudo o con arnés), ¿por qué?  Por que este tipo  de sillas son las “normales” y uno de los principales motivos a los que apelan para rebelarse contra esta recomendación es que son “incómodas”.  Si trasladamos esto a otros productos, nos encontramos con productos correctos cuyos usos son  nefastos para los pequeños, y el único motivo por el que se utilizan mal es que el adulto opina que está bien.

¿Crees que en España la filosofía de muchas tiendas es la de “vender a toda costa”, por encima de asesorar a los padres sobre la forma más segura de transportar a sus hijos?  

En realidad no. No creo que lo que está sucediendo pueda resumirse a una cuestión de “vender a toda costa” sino de vender sin conocimiento. Eso no quita que haya tiendas que apliquen este tipo de filosofía de venta a cualquier precio, pero no es ni mucho menos la generalidad. Del mismo modo que a un padre le sorprende la primera vez que escucha el riesgo que supone para su hijo viajar de frente, el vendedor también se sorprende y se resiste. No obstante, cada vez van siendo mayor el número de tiendas que poco a poco van abriendo sus puertas a esta medida de seguridad y recomendando lo que consideran más adecuado para sus clientes. Al final, un cliente satisfecho es 600 veces más rentable que uno nuevo….y el que no tenga esto claro, tiene los días contados.

¿Qué consideras que debería de ocurrir para que todo esto cambiara?   

A todo este movimiento que estamos generando entre padres y profesionales, debería sumarse el esfuerzo de las autoridades. No a nivel legislativo (haciendo esta medida obligatoria por ley) sino a nivel informativo y de campaña.  Ningún padre pone a su hijo en riesgo deliberadamente, pero si desconoce los riesgos, puede pecar de imprudente sin quererlo. Yo personalmente echo en falta una buena campaña por parte de la DGT y un mensaje claro y contundente.  

-A finales de Diciembre 2011 la DGT habilitó una página informativa denominada “La silla que cuida” en la que se puede encontrar la siguiente recomendación: "Los niños deberán viajar en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible (hasta los 4 años si su estatura lo permite)."

-LA O.M.S. En su informe elaborado en colaboración con la FIA podemos encontrar las siguientes afirmaciones:“Un niño de hasta 4 años de edad tiene un 50% menos de riesgo de sufrir heridas en un sistema de retención mirando hacia adelante y un 80% menos en un sistema de retención mirando hacia atrás.”

Nosotros nos hemos unido a esta lucha y nuestros hijos de 1 y 3 años ya viajan a contramarcha. Y aunque tarde, y sabiendo que tendríamos que ahorrar, creemos que es una de las mejores inversiones. Todos sabemos que es poco probable que pase, pero ¿y si pasara?..

“Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él. Tampoco una verdad puede transformarse en error cuando nadie se adhiere a ella.”
(Mahatma Gandhi)

Enlaces que debes visitar para seguir informándote:

Acontramarcha.com

Que los niños viajen a Contramarcha (Por favor)

Tienda Nordic Baby: Sillas acm

Re-Tensión Infantil

“Muere un niño tras chocar el coche en el que viajaba con un bordillo” (El mundo, 2/12/2014)

"Con 16 meses, Jaxon Taylor sufrió un accidente de coche que le provocó una decapitación interna. Tras seis horas en quirófano, los médicos han conseguido salvarle la vida"

"El bebé de esta foto se llamaba Elijah. Tenía 23 meses. El día 26 de Noviembre, mientras viajaba con su hermana de 3 años y medio en el coche de su padre en Kentucky sufrió un accidente con resultado mortal. Son las lesiones características de cualquier SILLA DE FRENTE CON ARNÉS."

ABC: Los niños que viajan de espaldas tienen un 500% más de probabilidad de salir ilesos

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code